Domingo, Junio 16, 2024
Text Size

La definición de ciudad (II)

 

No es fácil definir la ciudad y precisar desde qué momento una comunidad adquiere tal categoría. Para Ratzel la ciudad es una entidad de al menos 2.000 habitantes, en la que la mayor parte de la población no se dedica a actividades campesinas y donde las casas están agrupadas. Estas tres condiciones son generalmente aceptadas, pero no son suficientes para definir la ciudad. Desde el punto de vista administrativo tampoco existe unanimidad de criterios; así, en Dinamarca se considera ciudad a cualquier núcleo mayor de 250 habitantes; para Islandia son 300; para Canadá y Escocia 1.000; para Francia, Checoslovaquia, Argentina, Portugal y otras naciones, 2.000; Estados Unidos prefiere 2.500; Bélgica y Austria 5.000; España y Grecia /0.000; URSS 12.000 y Holanda 20.000. 

El Congreso de Praga estableció que la ciudad, para ser considerada tal, ha de tener un mínimo de 2.000 habitantes, y entre su población activa los que se dedican al sector primario no deben sobrepasar el 25 por JOO. En el Congreso de Argelia, de 1960, se proclamó que un núcleo de población puede ser considerado como ciudad si cuenta con un mínimo aglomerado de 5.000 habitantes, con un 75 por/OO de la población activa dedicada a labores no agrarias, teniendo que equivaler este 75 por 100 a un mínimo de 1.000 personas, y siempre que entre ellos no superen el 40 por 100 los que tengan una profesión indiferenciada.