Sábado, Mayo 25, 2024
Text Size

Análisis del paro en España

El paro roza el 26% y la destrucción de empleo continúa aunque al menor ritmo en cinco años

JAVIER G. CUESTA Madrid Actualizado: 29/04/2014

La creación de empleo, con un crecimiento en torno al 0,4%, aún no es sostenible. En el primer trimestre se perdieron 184.600 puestos de trabajo respecto a los tres meses anteriores, la menor destrucción de empleo en este periodo desde 2008, lo que combinado con la mayor caída de población activa desde 2001 hizo que se contuviese el aumento de la tasa de paro en el 25,93%, dos décimas más que el anterior trimestre, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) elaborados con una nueva metodología.

El periodo entre enero y marzo suele ser malo para el empleo. Tras la campaña navideña, y con el inicio del nuevo curso, se suelen destruir bastantes empleos. No obstante, el descenso de la ocupación ha sido el menor desde el primer trimestre de 2008, el primero de la crisis, cuando se perdieron 97.900 puestos de trabajo, y muy inferior a los 309.200 puestos de trabajo destruidos en el primer trimestre de 2013.

 

 

Sólo un tercio de la población del país trabaja

El problema no es sólo la alta tasa de paro, sino el bajo porcentaje de población que trabaja. Debido a las escasas perspectivas de trabajo y el envejecimiento de la población, la población activa, 22,88 millones de ciudadanos, se ha reducido en 424.500 personas en el último año, 187.000 de ellos en el último trimestre, su mayor desplome desde que comienza la nueva serie histórica.

En comparación con hace justo un año, el número de ocupados se ha reducido en 79.600 trabajadores, lo que supone que en España hay 16,95 millones de ciudadanos con empleo para una población de casi 46 millones de personas.

 

Fuera de la población activa se sitúa el colectivo de desanimados, aquellos que creen que han dejado por imposible encontrar un trabajo. Ellos suman 486.600 personas, aunque el número se eleva a 728.100 de activos potenciales si se tienen en cuenta aquellos que no buscan empleo porque están pensándose hacerse autónomos o creen que no hay nada disponible cerca de su hogar o que se adapte a su currículo.

 

La tasa de actividad (59,4%), la población que trabaja o está en paro respecto al total en edad de trabajar, es la más baja desde el segundo trimestre de 2007. Esto significa que mucha gente entre 16 y 65 años no intenta encontrar un empleo porque considera que no lo encontrará.

La 'buena noticia' es que este primer trimestre no tuvo el impulso de la Semana Santa, que ha caído en abril. Además, el número de parados bajó en 2.300 personas, hasta los 5.933.300, su primer descenso desde el año 2005.

 

Más paro extranjero y juvenil

 

Esta es la primera vez que el organismo elabora los datos del paro de forma íntegra con el censo de 2011, pues la semana pasada publicó su revisión de la serie desde 2002 a 2013 con esta nueva metodología. Este cambio se justifica porque las anteriores EPA se elaboraban con el censo de 2001, retocado en 2005, que había quedado desactualizado con los cambios demográficos vividos por el país. En concreto, sobrevaloraba el peso de los inmigrantes, pues extrapolaba la EPA a la población anterior a la crisis, e infravaloraba los hogares de una y dos personas.

Con la nueva metodología del INE, la tasa de paro entre la población extranjera ronda el 37,72%, una tasa muy superior a la de desempleo entre la población española (24,25%).

Otro de los colectivos más afectados por la crisis, el de menores de 25 años, vio como su tasa de paro escalaba al 55,48%, seis décimas más que a finales de 2013. No obstante, el número de jóvenes en paro ha bajado en 99.300 en el último año, sumando así 881.400 desempleados.

Por otra parte, casi dos millones de hogares tenían a todos sus miembros en paro en el primer trimestre. Su número repuntó en 53.100 hogares respecto a finales de 2013, aunque en el último año se ha reducido en 33.900.

 

Más empleo por horas

 

El primer trimestre destruyó empleo indefinido y temporal. Sin embargo, en el cómputo del último año, los trabajos de duración limitada han ganado terreno a los indefinidos.

Entre enero y marzo se destruyeron 112.400 empleos temporales respecto a finales de 2013. Sin embargo, hay 152.500 temporales más que en el primer trimestre del pasado año, sumando así 3,22 millones.

En el caso de los indefinidos, su número se ha reducido en 51.600 respecto al trimestre anterior y en 210.000 respecto a hace un año, por lo que suman 10,7 millones de asalariados.

Por su parte, la contratación a tiempo parcial gana terreno en las empresas. El número de ocupados con este tipo de contratos ha crecido en 55.700 en el último año, aunque se perdieron 7.800 en el último trimestre, sumando así 2,74 millones de trabajadores. De esta cifra, 1,7 millones trabajaba a tiempo parcial por no encontrar empleo a jornada completa.

 

La administración pública contrata

 

El sector privado perdió 195.700 asalariados respecto a finales de 2013, cifra que se reduce a 48.400 frente al primer trimestre de hace un año. Sin embargo, el sector público ganó 11.100 respecto al trimestre anterior, su primer incremento desde 2011, y perdió 31.200 en un año. Es decir, en España hay 14 millones de trabajadores en empresas y 2,92 millones en la administración pública.

"Esta evolución es aún muy insuficiente, teniendo en cuenta que, desde finales de 2011, cuando comenzó la sangría en el empleo público, se han perdido cerca de 400.000 puestos de trabajo, una cifra insostenible, que sitúa las plantillas a niveles de hace 10 años", advierte el sindicato de funcionarios CSIF.

 

La ocupación sólo aumentó este trimestre en la agricultura, donde se ganaron 31.800 empleos. Sin embargo, los sectores servicios, construcción e industria destruyeron 126.000, 48.200 y 42.200 puestos de trabajo, respectivamente.

 

Las peores tasas de paro regionales

Las comunidades autónomas con más desempleo son Andalucía (34,9%), Canarias (32,5%), Castilla-La Mancha (30,3%) y Extremadura (32,1%).

Con tasas de desempleo entre el 20% y 30% se sitúan Aragón (22,8%), Asturias (22,7%), Baleares (26,7%), Cantabria (20,9%), Castilla y León (22,2%), Cataluña (22,1%), Comunidad Valenciana (28%), Galicia (23,2%), Madrid (20,4%) y Murcia (27,7%).

Las regiones con menores tasas de paro son Navarra (17,1%), País Vasco (17,3%) y La Rioja (19,5%).

 

Publicado en El Mundo

ERASMUS +